El frio no da tregua

En los registros de los últimos 20 años del Servicio Meteorológico Nacional (SMN) hay pocos antecedentes de un invierno tan crudo como el que viven por estos días los  bonaerenses.

El promedio histórico para el mes de julio es de 11 grados. Este año, estiman, rondará los 9 grados. Esa será la tendencia. A modo de ejemplo, en el último mes tres días el mercurio del termómetro marcó bajo cero.

La ola polar en Buenos Aires continuará hasta el domingo próximo, cuando la máxima llegue a los 18 grados, el cielo esté algo nublado y soplen vientos leves del Norte.

Según explicó el jefe del Centro de Análisis Climáticos del SMN, Hugo Hordij, las bajas temperaturas son causadas por una corriente de agua más fría de lo normal que se desplaza en la zona subpolar que rodea a la Antártida y que produce un enfriamiento del clima en la región.

Históricamente el fenómeno ocurría dos o tres veces al año y el frío duraba poco. El año último ocurrió en tres episodios y el frío se disipó pronto porque, a su llegada, la masa de aire frío se encontró con otra de aire cálido.

Este año, desde que empezó el invierno, el fenómeno viene ocurriendo cada 15 días. Y la permanencia del frío es más prolongada. Según Hordij, esta tendencia continuará durante agosto.

Junio también tuvo temperaturas más bajas que los parámetros normales: mientras que la media es de 11,2 grados, el registro indicó que durante el mes último fue de 10,7. «Este es un invierno ligeramente más frío que otros. Junio fue sólo 5 décimas más frío que la media, porque al comienzo hubo días calurosos que, en el promedio, contrarrestaron la tendencia de las bajas temperaturas», explicó Hordij.

El día más frío de lo que va del año fue el 23 de junio último, cuando el termómetro marcó cinco décimas bajo cero. Anteayer fueron dos décimas bajo cero. Ayer, la temperatura mínima fue de 7,4 grados y la máxima, de 14,2.

El mes de julio más frío de los últimos 100 años fue el de 1916, con un promedio de 6,8 grados. Le siguen julio de 1953 y de 1955, cuando hubo 7,8, y julio de 1933 y 1942, con 7,9 grados. El día más frío en la ciudad de los registros históricos del SMN fue el 9 de julio de 1918: el termómetro descendió hasta los 5,4 grados bajo cero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.