Eduardo Le Monnier

Edouard Stanislas Louis Le Monnier nació en París, Francia un 30 de septiembre de 1873 –

Estudió en la Escuela Nacional de Artes Decorativas de París y se trasladó a Brasil hacia 1894. Allí trabajo en distintos proyectos, como la estación General Carneiro de Belo Horizonte (Minas Gerais) y fue profesor en la Escuela de Bellas Artes de Curitiba.

Llegó a Buenos Aires el 1 de noviembre de 1896 y de inmediato buscó contacto con comunidades francesas por lo que en pocos meses ya era  vecino de Bella Vista.  En esta ciudad desarrolló la mayor parte de sus proyectos, Una de sus primeros trabajos fue en buenos aires, mas precisamente  en la panadería «La Burdalesa» (Paraná nº 861/9, año 1898, ya demolida).

En 1901, mientras construía su vivienda (Le Tocad) una quinta ubicada sobre Av. Francia y el Rio Reconquista, revalidó su diploma en la Universidad de Buenos Aires e ingresó a la Sociedad Central de Arquitectos (SCA). Fue presidente del Club de regatas entre los años 1900 y 1911

En 1902 terminó la Herrería Artística Motteau, con notable estilo art nouveau (Avenida Juan de Garay nº 1272, demolida) y posteriormente las sedes de la sociedad de ahorro mutuo La Bola de Nieve en Buenos Aires calle Cangallo – hoy Tte. Gral. Juan D. Perón nº 301, año 1904 y luego demolida y calle Perú nº 167, año 1906 y también demolida) y en Rosario, provincia de Santa Fe (calles Córdoba y Laprida, año 1906).

Obtuvo el Premio Municipal a la Mejor Fachada de 1904 por la residencia que construyó para Bartolomé Ginocchio en la calle Lima nº 1642.

En 1904 y 1905 presentó a la Familia Gallardo el proyecto de construcción de la Parroquia San Francisco Solano, obra que también dirigió  siendo inaugurada el 6/12/1906.

 

Dos años más tarde recibió el tercer premio por la fachada de la residencia de Félix Egusquiza en la calle Libertad nº 1390.

En 1907 presidió la SCA. Gracias a estos reconocimientos, distintas familias  lo contratan para que realice sus grandes residencias en el Barrio Norte.

La más importante de ellas es el Palacio Fernández Anchorena, hoy sede de la Nunciatura Apostólica, en la Avenida Alvear 1637, construida entre 1907 y 1909. Otra casa, de menor dimensión pero también fastuosa, se construyó en Avenida de los Incas 3260.

Uno de sus trabajos más importantes fue la sede social del Yacht Club Argentino, que se encuentra en uno de los espigones de la Dársena Norte, en Puerto Madero, realizada en 1913. En 1916 terminaría el Jockey Club de Rosario, en la esquina de las calles Maipú y Córdoba.

En la segunda mitad de la década de 1920, y hasta la crisis de 1929, se daría un gran auge de las entidades financieras en la Argentina. Todas ellas construyeron grandes casas matrices en el centro porteño, que terminó de tomar su rol de city financiera que conserva hoy en día.

Le Monnier estuvo a cargo de la sede del Banco Argentino Uruguayo (Avenida Roque Sáenz Peña nº 501, año 1928) y de los edificios vecinos de los hermanos Bencich, dueños de una empresa constructora (Edificio Bencich, Av. Roque Sáenz Peña 615 y Edificio Miguel Bencich, Av. Roque Sáenz Peña nº 614/6).

 Para los mismos proyectó el edificio de departamentos de renta en la esquina de Av. Córdoba y la calle Esmeralda y otro en la esquina de las calles Tucumán y Esmeralda.

Eduardo Le Monnier enseñó además en la Academia Nacional de Bellas Artes y en la Escuela de Arquitectura de la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires.

Falleció en Buenos Aires, el 14 de febrero de 1931, a los 58 años

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.